Type and Enter to Search

Revista digital cultural de Compostela

conciertos Cultura Musica

Holy Motors, la música como cine

 

La sala Sónar tiene la virtud de no malacostumbrarnos a grupos previsibles. En este caso, fuimos a un concierto del ciclo Placeres Ocultos. Y los protagonistas fueron Holy Motors, una banda estoniana de slowcore y dream pop.

Tiene tintes de banda sonora. Un guiño hacia el sonido natural del cine independiente. Fueron especialmente estáticos en el escenario, acentuando todavía más el peso que tiene en esta banda la exclusiva y estricta intención musical.

Y es que el suyo no fue un directo de saltar, no fue un directo de bailar y gritar. Había que observarles, que escucharles. Cada canción era una partícula individual que se entrelazaba hacia el conjunto.

Conciertos así afinan nuestras expectativas, amplían nuestro bagaje. Y estamos convencidos de que con la siguiente apuesta de Placeres Ocultos sucederá lo mismo. No quisiéramos perdérnosla.

 

Redacción: Román Aday / Fotografía: Aroa Martínez

 

 

 

Publicado por

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies